Yo/Arctic Monkeys




En primera persona. Así es como siento que debo empezar a escribir sobre Humbug. Definitivamente, uno de los eventos discográficos de mayor preponderancia de este 2009 pero también un disco esperado por muchos como yo, que vimos y oímos en los Arctic Monkeys algo más que una gran banda. Más bien, una posibilidad y, por qué no, una respuesta a toda acusación de abulia musical muchas veces calificada como propia del siglo XXI. Por eso, Humbug significa mucho más que cualquier otro disco que pudiera editarse hoy, ahora. Por eso, también, las palabras parecen insuficientes e incluso abstractas en relación a un disco que está lejos de ser el producto de una fórmula eficazmente segura.

Después de pensar, después de reflexionar, de ir y venir a través de las canciones, de aprender a escucharlas en sus propios términos… sigue siendo difícil elaborar una descripción que resulte satisfactoria. Puede gustar o no, puede parecer confuso en un principio, puede generar nostalgia. Sin embargo, Humbug es, antes que nada, un disco capaz de definirse en sus propios términos y no a través de equivalencias. No hace falta recurrir al “más” o “menos” porque la comparación es meramente anecdótica. En una dimensión propiamente particular, Humbug suena como el equivalente a un manifiesto programático a cargo de los Arctic Monkeys. Es un “esto somos, esto queremos hacer”. Más allá de lo que ya fue o ya pasó. Hoy.

Escucho otra vez, entiendo un poco más (y así sucesivamente…). Una cosa es cierta, en estas diez nuevas canciones ya casi no hay rastros o huellas del debut de la banda a sólo tres años de su lanzamiento. Desde el primer segundo de “My Propeller”, los Arctic Monkeys empiezan a engrosar su nombre con un sonido cada vez más propio. Madurez es, probablemente, el adjetivo más preciso para describir la sensación que genera esta primera canción. Pero hay más. “Crying Lightning”, “Dangerous Animals”, “Secret Door”. Cada una a su manera, pero cada una con un aporte al ideal común. Pasan los nombres y la idea se refuerza: Humbug se trata de canciones, pero no de canciones cualquiera. Hay una búsqueda minuciosa en cada sonido, en cada corte de batería, en cada nota que se desprende de las guitarras. Y es que, definitivamente, éste no intenta ser un disco más, como cualquier otro.

De hecho, la segunda parte del álbum es coherente respecto esta idea y termina de imponer el concepto de sonido como un todo abarcativo desde lo espacial. Sin embargo, la intensidad -no en cuanto a volumen, sino en cuanto a contundencia- no es la misma. Pese a eso, “Cornerstone” y “Dance Little Liar” se suman a la lista de grandes canciones que aporta este disco; una desde un costado más bien melódico (en sintonía con los lados b de “Fluorescent Adolescent”), la otra como muestra de un tipo de ejercicio compositivo que parece ser el nuevo rasgo de la banda. Casi al final, “Pretty Visitors” es, quizás, la huella más clara de algún pasado cercano. No obstante, su introducción de teclados y su espesura rítmica representan de manera sintética una idea de diferenciación respecto a aquel sonido de guitarras que se asoció primitivamente a la banda. En ese sentido, Humbug es la materialización estética de la reafirmación de un yo grupal. En tiempo presente.

Como consecuencia, este nuevo álbum (me) deja en claro que los Arctic Monkeys parecen tener un destino casi seguro como clásico contemporáneo. Y no se trata de ningún eufemismo comercial, su tercer disco es el testimonio de lo que supone el tiempo y el crecimiento como grupo en la necesidad de hacer música y no ser, simplemente, una instancia reproductiva más. Humbug es, sin dudas, un intento por romper con ese habitus de escucha que supone esta última generación del rock inglés -¿cuántas veces oímos el mismo disco por bandas distintas?-, marco en el cual los Arctic Monkeys demuestran ser una consecuencia y, a su vez, una instancia superadora de su contexto cultural primario.

Pero además, Humbug representa un nuevo estadio en lo que respecta al manejo del espacio sonoro. Si el primer disco de la banda suponía un sonido seco y automarginado a un único plano medio, Favourite Worst Nightmare (2007) había significado un intento de abordaje de mayor envergadura, con otra concepción en la espacialidad de los instrumentos, sobre todo en la ubicación de las guitarras, a veces más al frente, a veces más al fondo. En el caso de Humbug, ese postulado es llevado aún más al extremo, con guitarras y teclados prácticamente escondidos entre la niebla, con bajos que salen de la nada para convertirse en guías melódicos de una determinada parte y, sobre todo, con timbres -distorsiones- que evidencian la producción oscura de Josh Homme y sugieren el nombre de Jack White en la ecuación de referencias.

Por lo tanto, momentos ricos en cuanto a colores sonoros hay de sobra. Las guitarras hacia el fondo de “Dangerous Animals”, la línea de bajo de “Dance Little Liar”, el solo corrosivo de “Fire And Thud”, los impensados cortes de batería que sorprenden en casi todas las canciones. Sin dudas, los Arctic Monkeys dan cuenta de lo que significan tres años (de vida y de experiencia) más en su historia personal. A su ya clásico uso de las diferentes tensiones que aporta la gama de escalas menores, se le suma un marcado nivel de detalle y una búsqueda explícita de densidad. Eso se nota principalmente en el manejo de sus instrumentos, no sólo en cuanto a la técnica desplegada sino también al sonido encontrado por cada uno de ellos. Miembros de una misma banda que ya no es la misma banda.

Profundizo en la persona gramatical para tratar de ser más claro. Humbug fue un disco difícil de digerir e, incluso, puedo decir que no me produjo lo que esperaba. Cada canción significó un nuevo desafío auditivo al que, por momentos, no pude corresponder como oyente. Sin embargo, esa incomodidad buscada es, probablemente, el valor central que rescato de esta experiencia. Y si bien Humbug puede resultar extraño e incluso ajeno al menos en un comienzo -con seguridad es uno de esos discos que se aprenden a escuchar-, su valor como obra en sí y no como mera respuesta conductiva/reproductiva termina por imponerse. Humbug no es el mejor disco de los Arctic Monkeys pero, seguramente, es el que más se acerca a una definición de la banda en primera persona. Y eso es precisamente lo que yo quiero destacar.

http://counters.gigya.com/wildfire/IMP/CXNID=2000002.0NXC/bT*xJmx*PTEyNTEyMTA3NzgxNDAmcHQ9MTI1MTIxMDc4NDEyNSZwPTE4MDMxJmQ9Jmc9MSZvPTJkMWFlZjA1NjU3ZjQ1ZDliMjU*OGU5ZDFmNWUxMDg1.gifJuan Manuel Pairone

21 comentarios:

felcho dijo...

posta que creo que tendrias que cobrarle a ellos porque despues de leer esto como que lo vi con otros ojos (?) y tipo, me olvide por un rato de la bronca que me produjo escuchar my propeller la primera vez, y después vas procesandolo y por la cuarta vez ya la cantas sin darte cuenta. creo que si, tal vez sea que estan madurando, pero madurar no da (?) o por lo menos ellos, no fue un cambio tipo franz ferdinand YCHSMB - tonight, que fue muy copado mal, esto fue no sé, arctic monkeys se pasa a la autopista de the arcade fire y bueno no se. igual totalmente de acuerdo con que es un disco que se aprende a escuchar y a apreciar, la cuarta-quinta vez empezas a apreciarlo. es un choque de todo lo conocido antes UHH ME PUSE FILOSOFICO.
que capo comentario, nunca habia sido tan largo ninguno (?) uh lo que me inspiran estos tipos (????)

santi dijo...

iba a decir, aca se tiene que lucir felipito, pero me gano. asi que...



aca se lucio felipe, espero que les haya gustado chauuu



(supones bien supones muy bien, moajajaj (?))

lala ~ dijo...

aah, este felcho (?).. qué capo. tiene razón cuando dice que madurar no da, sino mirá a franz ferdinand y su último disco (mal ahí felcho). me quedó con un arctic monkeys totalmente orquestal y arcadefireiero(?) antes de decir que tonight está copado. QUE SE ME HAGA LA BOCA A UN LADO (?).

bueno, vos sabés todo lo que opino respecto al disco, desde el arte de tapa hasta la cantidad de temas.
de todas formas creo que tenés razón, pero sin el toque nme que le diste (ALTO BARDEO ESE (?)). no, posta, a mi me cierra muchísimo menos. pero en algún momento le voy a dar la bola que se merece. por el momento no voy a trabar una amistad forzada. ah se la tomaba re en serio.
una vez más quiero hacer referencia al barbudo hijo de mil putas del guitarrista y su remera de black sabbath. gracias ciruja, me cagaste una banda.

y me despido con una cita tuya "Humbug es, sin dudas, un intento por romper con ese habitus de escucha que supone esta última generación del rock inglés". me inclino más por la versión de alex que quiero sonar como black sabbath (dios te tenga en la gloria cook, seguro fuiste vos!). prefería un disco que sonara con el primero, sin importar si los temas eran literalmente iguales con otra letra. la mona gimenez me mal acostumbró.

en fin, hagan lo que hagan matt helder es un campeón!: para mi sha ganó.

lala ~ dijo...

para cuando el nuevo tema de los arctic "cook lo hizo", basado en el conocidísimo jingle de menem?, lo estamos esperando.

la última oración de tu posteo sonó re discurso político mezcla algún programa de canal 10 (!), fijate y decime. es la posta.

santi dijo...

ole ole ole ole

toonightt
franzferdinánd!!!



(santiago garrido poniendole un poco de inmadurez a la vida... siempre)

santi dijo...

(y el reproductor ahi en las distintas entradas quedo buenisimo, qeu buenas ideas tenemos..)

(notese mi no participacion sobre humbug, es que lo escuche una vez - la cual no logro captar mi atencion- y no sé, quedo ahi, algun dia lo escuchare más concientemente, hasta ese momento me guardo en silencio (?) porque no da ser como... (inserte aqui uno de los 15 nombres de personas que hablan al pedo (?)))

santi dijo...

en fin, hagan lo que hagan matt helder es un campeón!: para mi sha ganó.


MAL, MAL MAL

Pelado dijo...

La puta madre, otra vez llego tarde... Siempre q me encuentro al disco para descargarmelo me dicen q el copyright esto q el copyright lo otro...

Anónimo dijo...

hay estilo, no como ornamento del concepto, sino como materialidad de la forma.

pai dijo...

quien sea el anonimo que se comunique conmigo, me intereso su comentario, gracias (?)

Diego/Chorizeek dijo...

Líneas profundas y meticulosas para el análisis de una nueva producción musical británica.

Saludos!
Estamos en conexión digital

Musicology Freedom!
www.musicologyfreedom.blogspot.com

(Servicio Postal ya está en los links de Musicology Freedom!).

maggie may dijo...

la primera vez que escuche Secret Door quise mandar todo al carajo pero ahora es uno de los temas que mas me caben no se,tampoco es una de mis bandas favorotas arctic,los respeto (?) y me parece copado lo suyo y este cd tiene aguante después de escuhcarlo 49 veces la 50 te cabe,no sé hablar todo con comas no da no respiro.
Jajaja ya termine con los del '30 ,fue gente copada (?)

viste lo del bordo? el mundo se fue al carajo,hay cosas que no se pueden hacer (claro ejemplo) también afanan asi con temas ,onda banditas mediocres a bandas importantes que se yo...las cosas como son (?)

El llano en llantas dijo...

Bueno Primo, ahi me lei un par de cositas. La verdad es que "la critica" por ponerle un nombre que haces de dchos trabajos, me parecio correcta, bien realizada. Objetiva.
Esta muy bueno lo que haces... segui... me gusto.
Del mismo modo te propongo algo, viendo quizas la gama de trabajos comentados por vos en tu blog, esta recomendacion no estaria acorde a dicha gama, pero me gustaria saber que pensas, sentis, esccuhas, de un disco que considero de escucha obligatoria para todos las argentinos, él es ARTAUD del flaco Spinetta. A mi modo de ver, el mejor disco nacional. En fin, no pretendo que lo hagas para el blog, pero de ultima me lo mandas a mi e mail... simplemente quiero saber que viste detras de ese disco.
Bueno juan, no ando muy seguido por la internet, porque aun no tengo en casa, y cada vez que voy estoy un toque nomas, hoy decidi sentarme a leer lo tuyo, pero generalmente no tengo tiempo para hacerlo ya que el respectivo cuelgue afecta directa y proporcionalmente la integridad de mis bolsillos.
un abrazo
Y voy a tratar de llevar al tus escritos.
PD virtualmente soy un ignorante, pero en cuanto pueda voy a hacer un enlace para tu blog en el mio... ya mande esa orden a colon, pero el otro escribiente andas menos que yo en la internet.
Otro abrazo primo. Segui y sigamos asi
keke

El llano en llantas dijo...

Llevar al dia tus escritos quise decir.

keke

El llano en llantas dijo...

ultimo comentario, perdon por todos mis descuidos ortograficos... pero repito... cada segundo vale oro en estos ciber de porqueria. Realidad que hace que me ahorre cada una de mis tildes...

otro abrazo jeje

santi dijo...

los anonimos que te interesan saber quienes son nunca se dan a conocer.


por favor persona que me pregunto si era yo el chico con rulos con la remera de the strokes en los campesinos, si me estas escuchando, quiero saber quien sos (?)

Anónimo dijo...

Coincido con "El llano en llantas", aunque no sea el ámbito que te gusta abordar, a mi Artaud también me parece el mejor disco de la historia del rock argentino (me estremece hasta las entrañas, y eso que no sé nada de música).
Con respecto a la crítica, dos cosas:
en primer lugar, me parece una buena elección poner en primera persona la crítica. Eso es lo que la direfencia de la mera reseña, que se queda siempre en un repaso suscinto sobre el objeto considerado. La crítica, en cambio, intenta establecer alguna suerte de reflexión/indagación en el orden de lo subjetivo, de acuerdo a la experiencia personal que da origen el objeto analizado. Y aunque, por lo general, siempre aspire a ser lo más "objetiva" posible, es la elección más sincera: poner el yo en primer lugar. Después de todo, se trata de tu vivencia personal con el objeto.
En segundo lugar, está bien escrito (en el orden de lo gramatical y lo sintáctico). De todas maneras, y aunque seguramente este espacio funcione a modo de bitácora catártica, pienso que las escrituras para internet deben ser menos extensas, aunque no le quito mérito a la fluidez de tu escritura, que me parece admirable. Insisto, creo que deberían ser más cortas, quizá porque aún no he logrado el hábito de leer en internet.

Acá va el comentario que te debía. ¡A ver si le das al público lo que te pide!(el comentario de Artaud). Quizá sirva como desafío, si no es el estilo de música que estás acostumbrado a escuchar/analizar/disfrutar/criticar.


Un beso!

juan dijo...

buen disco, buena critica congratulations por el post!
Tonight medio pelo
Artaud epico

Pelado dijo...

Cuchate el nuevo de Jack Peñate... Esta joya...

Anónimo dijo...

hay algo, aunque sea escueto, que puedas aportar sobre "who the fuck are arctic monkeys?"?

pai dijo...

upa, esto no lo había visto nunca, lo único que puedo decir ahora es que me encanta el EP ese, sobre todo la canción homónina, me parece de las mejores de los monos.